Enseñémosle a los niños desde muy temprana edad a pensar en el otro niño o niña, a cuidar plantas y animales en calidad de mascotas, ya que esto les desarrolla sentimientos de empatía y solidaridad con el diferente, el más pequeño o el débil.