Select Page

Educación y el uso del Triple Focus

Según autores Daniel Goleman y Peter Senge el concepto de Triple Focus, son instrumentos que nuestros niños y jóvenes necesitan de manera primordial en el proceso de su educación formal e informal, para interrelacionarse en este mundo actual, que tecnológicamente evoluciona tan rápido. “Es un mundo donde las conexiones entre personas, objetos y planeta importan más que nunca”. 

fenichan-liceo-japones

El yo, las otras personas y el ambiente.

educacion

El Triple Focus

Este concepto ya ha sido desarrollado y analizado desde la antigüedad en diferentes culturas, por diferentes pensadores. En el Japón medieval un monje habló de las 3 realidades, como 3 dimensiones donde se mueve la vida humana: El yo, las otras personas y el ambiente. Les denominó así: los tres ámbitos donde discurre y concurre la vida humana y también propuso conocerlos muy a fondo como un medio para vivir mejores vidas y construir sociedades más justas. Actualmente la educación en pandemia nos obliga a retomar y aplicar estos conceptos de manera más acuciosa y reiterativa . El futuro de la sociedad humana depende de ello.

Solo te tomará unos minutos.

Conócete a tí mismo.

educacion-triple-focus-yo

I. El enfoque personal

Se refiere a uno mismo, conociendo nuestra naturaleza íntima; pensamientos y emociones, su origen y para qué nos sirven estos. Sócrates dijo: “Conócete a tí mismo”. Todo en la naturaleza parte del individuo. Si logramos que desde temprana edad nuestros niños puedan nombrar adecuadamente sus emociones y gestionarlas, le estaremos proveyendo a los jóvenes herramientas muy precisas que les convertirán en seres más felices, empáticos y creativos.

Los chicos deben de aprender a conectarse con los demás seres.

educacion-triple-focus-los-otros

II. El enfoque del otro

Este no es otra cosa más que el arte y la ciencia de sintonizar con los otros seres humanos con los que convivimos y nos rodean siempre. El desarrollo de este enfoque conduce al encuentro de la virtud de la empatía; la cual nos permite entender al otro y sus circunstancias. Esto permite al niño(a) desarrollar imaginación social y geográfica, sintiendo afecto y compasión hacia los demás y lo conduce a ser capaz de trabajar en grupo y establecer relaciones afectivas y significativas (“Viviendo conectados”). Los chicos deben de aprender a conectarse con los demás seres, no solo con los dispositivos, y por contradictorio que parezca en esta nueva realidad permeada por educación virtual debemos mantener esas conexiones humanas .

La red humana con su trama y urdimbre

educacion-triple-focus-el-ambiente

III. El enfoque del exterior (naturaleza o ambiente)

Este enfoque lo desarrolla plenamente Peter Senge, y lo define como: “La comprensión del mundo en su sentido más amplio”. Esto habla del entendimiento de la red humana con su trama y urdimbre, donde en cada espacio hay un “yo” que va más allá de mi familia, mi sociedad, mi país, hasta el mundo y el universo. Esto nos coloca en perspectiva el hecho de que toda acción que “yo” personalmente realizo en mi cuerpo, vida y ambiente, afectará indistintamente a los demás y viceversa.

Este enfoque hace comprender que las relaciones humanas forman redes de interdependencia en las que vivimos inmersos y por tanto, requerimos de un “pensamiento sistémico”, si deseamos construir sociedades más armónicas y justas. No el típico A-provoca-a-B, de la educación tradicional. Todo este enfoque conduce a los constructos y herramientas humanistas de la Nueva Educación.

Tenemos que re-definir los constructos y estrategias pedagógicas.

educacion-virtual

IV. El Triple Focus
vs. Educación Virtual

Si bien este triple enfoque se veía venir como un enfoque necesario y vanguardista de la nueva escuela, hoy en época de plena pandemia se vuelve asunto de vital sobrevivencia. Tenemos que re-definir los constructos y estrategias pedagógicas que permitan a nuestros jóvenes cambiar los resultados nefastos que nuestra sociedad está dejando a su paso por la tierra.

El ser humano pos-pandemia (niños y jóvenes actuales) tendrá que haber introyectado el pensamiento sistémico y dominar el aprendizaje socio emocional, para que no solo sobrevivan a una enfermedad, sino que también se conviertan en seres más felices, plenos, tranquilos, que triunfen en la sociedad, generando bién común y construyendo de formas empáticas y creativas el avance de la humanidad.

Es la bendición más grande de esta crisis.

cecimiento-en-crisis

En Crisis

Como decía Einstein, “es la bendición más grande de esta crisis”; pues está haciendo que la humanidad (enajenada en el tener) recupere el eje del Ser, con mayúscula y que la siguiente generación evolucione desde el ser para el hacer en el bien común y tener una vida creativa en paz y armonía con todos los reinos.

La pandemia está llevando a los seres humanos a un reencuentro, con nosotros mismos, con los demás y con la naturaleza; porque para sobrevivir y mejorar nuestro mundo a partir de este “kilómetro cero”, tenemos que practicar, sí o sí, la empatía y la solidaridad y enseñarla a nuestro hijos(as). Hoy por hoy nuestros temas personales, son también temas de los otros y de la sociedad en su conjunto.

Si queremos avanzar tenemos que gestionar la humildad y la valentía simultáneamente, adquiriendo la maestría personal a través de superarnos a nosotros mismos cultivando los valores en nuestra personalidad y seguidamente irradiándolos a la vida de los otros y a la naturaleza. Encontrando en ese proceso el hombre y la mujer con sentido, que es capaz de crecer, evolucionar y contribuir.