• A partir de los 5 años, el niño necesita mayor cantidad de energía a medida que va creciendo. Por eso la alimentación es tan importante.

  • Es necesario respetar las 5 comidas (desayuno, segundo desayuno, comida, merienda y cena). De esta manera podrá mantener una actividad física y mental adecuada a su edad.

  • La dieta debe ser variada y equilibrada y debe respetar los horarios. Asimismo, se deben inculcar unos hábitos alimenticios y de participación en la preparación de la comida, para que sean consciente de qué es lo que comen.

  • La alimentación debe ser rica en vitaminas, hierro, otros minerales y calcio, ya que a esta edad los huesos están formándose y necesitan los elementos que los fortalecen y que fijan el calcio.

  • Es MUY importante que beban suficiente agua a lo largo del día.