P: Se acerca la temporada de vacaciones y estoy preocupada porque mi hijo adolescente por lo general se la pasa todo el tiempo andando con los amigos o en la casa sin hacer nada, y cuando yo le digo algo dice que para eso son las vacaciones. ¿Cómo puedo manejar esa situación?

R: La calve para esta situación es que los padres tengan de antemano un plan de vacaciones para sus hijos, es decir, un programa de actividades para desarrollar durante la época de vacaciones, de manera que el adolescente no se pase todo el tiempo buscando qué hacer por su cuenta. Desde luego este programa debe estar pensado con límites más flexibles y con más momentos de esparcimiento que durante la época escolar, pero lo importante es que incluya actividades estructuradas que hagan de la época de vacaciones una temporada útil y atractiva para el muchacho.

A muchos adolescentes les gusta, por ejemplo, y les aprovecha mucho tener una actividad laboral o algún tipo de responsabilidad, que puede incluir o no una remuneración. También se puede beneficiar de tomar clases o cursos de actividades que no aprenden en el colegio. Una cosa muy útil, teniendo en cuenta que las vacaciones por lo general son de uno o dos meses, es dividirlas en temporadas, de manera que los muchachos puedan alcanzar distintos objetivos y hacer actividades diversas. La clave repito, es hacer un plan interesante y atractivo antes de que el joven se quede sin nada qué hacer.

–”¿Qué hago con mis hijos?” p. 104